En muchas ocasiones, por diferentes circunstancias, nuestros mayores tienen dificultades para comer, bien sea por movilidad reducida, problemas de masticación o diferentes patologías relacionadas con la deglución, digestión, mentales u otras.S-T

Las dietas que confecciono para la población de la 3ª edad se llevan a cabo principalmente para asegurar una ingesta adecuada de los alimentos y evitar así carencias nutricionales tan habituales en esta etapa de la vida, así como para tratar las diferentes patologías si las hubiera.

Para confeccionar las dietas me baso en la dieta mediterránea, son totalmente personalizadas y conllevan un estudio minucioso del aporte nutricional, bien adaptado y equilibrado para cada caso, en función de las características antropométricas y personales. Elaboro menús ricos, variados, sencillos y económicos.

 

METODOLOGÍA

1ª Consulta

El primer paso para realizar una dieta es hacer una encuesta dietética donde conoceré los hábitos alimentarios, antecedentes personales, posibles patologías, etc.

Posteriormente realizo un estudio antropométrico que consta de la toma de medidas corporales, circunferencias y pliegues, con aparatos específicos. Con este estudio se obtienen datos como IMC, cálculo del peso ideal, gasto energético basal y total, masa muscular, masa grasa, estructura adiposa, complexión, índice adiposo muscular, posibilidad de riesgo cardiovascular y percentiles.

Con todos los datos obtenidos procedo a un estudio detallado del individuo y obtengo una valoración nutricional. Con todo ello tendré todo lo necesario para la confección de una dieta personalizada y proceder a la Dietoterapia. Si es posible, es muy conveniente tener unos análisis recientes para comprobar los parámetros bioquímicos.

Entrego un informe detallado de varias páginas.

El informe con el estudio completo incluye:Informe dietético

  • Encuesta dietética
  • Estudio antropométrico
  • Valoración personal
  • Dieta personalizada
  • Informe sobre IR, requerimientos nutricionales
  • Perfil calórico detallado
  • Indicaciones sobre el tipo de ejercicio adecuado, si fuera el caso
  • Recomendaciones generales

 

2ª Consulta y sucesivas

Seguimientos semanales o quincenales, en función de las necesidades personales.

  • Toma de medidas
  • Nueva valoración nutricional con sus correspondientes cambios en la dieta, si fueran necesarios
  • Asesoramiento nutricional a paciente y/o familiares, resolución de dudas